Jueves, Octubre 23, 2014
   
Text Size
Iniciar sesión
Formación de competencias: currículo, didáctica y evaluación
Ir a la página del grupo
¿Qué características tiene un plan de estudios por competencias? ¿Qué retos implica realizar un plan de estudios por competencias?
Discusión iniciada por Sergio Tobon, el dia 03 Septiembre 09:36
Estimados participantes

Saludos cordiales

En este foro les invitamos a reflexionar sobre qué características concretas debe tener el currículo de un programa de formación para que sea por competencias.

Algunas preguntas:

1. ¿Cómo se diferencia el currículo de un programa por competencias de un programa que no es por competencias?

2. ¿Un currículo por competencias se puede dar por medio de asignaturas?

3. ¿Qué son los módulos para formar competencias?

4. ¿Un módulo para formar competencias se puede dar por la reunión de asignaturas?

5. ¿Cómo involucrar a los directivos y docentes en el cambio curricular para formar competencias?

6. ¿Qué resistencias tiene la implementación de un currículo basado en competencias y cómo afrontarlas?

etc.

Esperamos sus reflexiones, preguntas y debates.
Respuestas
Tendrá que ser un miembro de este primer grupo antes de enviar una respuesta.
Beatriz Oliver
De acuerdo con Oscar, el currículo universitario (especifico éste por laborar en educación superior) enfocado a la formación basada en competencias debe incluir, a demás del análisis de fuentes internas, un análisis de proyección de las demandas del sector productivo de bienes y servicios de las áreas en las cuales se desempeñará el futuro profesionista para incluirlas en el perfil del egresado, así como también incluir en el diseño curricular actividades relacionadas con el saber hacer y el saber ser.
Es de suma importancia también considerar en el diseño curricular basado en la formación de competencias, que los sistemas convencionales de evaluación, deben ser modificados y adaptados a evaluar los criterios y estándares establecidos a alcanzar en el perfil de egreso y de los cuáles la Institución educativa y su planta docente es responsable por ofertarlos.
De acuerdo al documento “currículo universitario basado en competencias” coordinado por Kary Cabrera Dokú, Directora de Calidad y Proyectos Académicos de la Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia, en las carreras universitarias la formación por competencias no depende únicamente de las demandas del sector productivo, sino también del proyecto educativo institucional, las tendencias nacionales e internacionales de la profesión y de los avances científicos, manteniendo por sobre todo el sentido del bienestar y equidad social, esta característica debe diferenciar la formación universitaria de la simple capacitación profesional. Hago relevancia a este comentario para sustentar más el comentario acertado mencionado por Nancy.
Una ventaja del currículo basado en competencias es, que permite a la Universidad poder asegurar que sus egresados son competentes para insertarse en el mercado laboral, además de que por su estructura flexible y el sistema de créditos, permite la movilidad estudiantil y busca el reconocimiento de estudios y grados a nivel internacional al establecer criterios de homologación curricular en las carreras universitarias en diferentes países.
Por supuesto que esto no es tarea fácil, se requiere de un macro cambio que incluye a todos los niveles y organismos educativos, como menciona Teruko, romper paradigmas, desde los docentes y que como es bien notado por cada uno de nosotros no está siendo tan sencillo. Sin embargo la realidad es que ya varias instituciones europeas, así como latinoamericanas están trabajando ya por esta línea y si nosotros no nos movemos, no vamos a ser competentes.
Domingo, 03 de Octubre de 2010 13:02
 
María de Jesús Rodríguez Vargas
Coincido con Teruko, definitivamente los programas que han existido previo al enfoque por competencias daban buenos resultados, sin embargo, es de hacer notar que al exagerar en la parte teórica de la formación se tenían profesionales sin habilidades prácticas y en ocasiones carentes de ética, al considerar el abordaje del saber ser: enviando a los estudiantes a un área psicopedagógica o de orientación dejandolo totalmente descuidado en el desarrollo de la clase.
Los programas basados en competencias vienen a cubrir todas esas falencias, integrando en la formación de los estudiantes los tres saberes esenciales.
Cordiales saludos!
Sábado, 02 de Octubre de 2010 23:18
 
Oscar Prudencio
Muchas gracias por la acotación de Nancy, ciertamente la condición de "pertiencia" de la EBC no desmerece otras que la caracterizan como la de "calidad" y "equidad". No sé si con estas tres condiciones el enfoque EBC está completo, habemos cada vez más profesionales en distintos países de todo el mundo, que venimos trabajando para que el pensamiento complejo y la transdisciplinariedad esten presentes en los diseños curriculares y sobre todo en las prácticas de enseñanza y aprendizaje para asegurar la sostenibilidad de lo que entendemos por "desarrollo". Estos temas probablemente los dialogaremos más adelante. Pero coincido en que la pertinencia no es la única condición de la EBC.

Respecto a la competitividad individual en las empresas, es importante recordar que es cada vez más, una tendencia mundial, que las empresas declaren y practiquen su "filosofía" es decir su Misión, Visión (compartida) y Valores. La filosofía de la empresa, según P. Sengue debe estar mediada por un enfoque sistémico, es decir que cada integrante, es consciente de su aporte al logro de los objetivos, pero también lo es del de sus compañeras y companeros de trabajo. Esto obliga no sólo a trabajar en equipo, sino a desarrollar competencias comunicacionales (Coaching), de forma de lograr equipos de alto desempeño. En este sentido comparto con Nancy su preocupación porque este tipo de competencias también se desarrollen en la educación formal y no formal, aunque comprendo su dificultad, sobre todo a partir de lo señalado por Teruko, respecto a la resistencia del docente tradicional al cambio.
Viernes, 01 de Octubre de 2010 10:24
 
TERUKO TOVAR BENITEZ
Considero que todos los programas que han existido, en su momento han sido exitosos, no obstante en la actualidad es necesario formar a los individuos para que enfrenten todo tipo de situaciones de manera asertiva, para ello es necesario que se formen en habilidades, conocimientos, valores,que son herramientas las cuales les permitiràn dar respuesta a las necesidades actuales.

Un programa basado en competencias va dirigido a dar respuesta a situaciones que se presenten, màs que a tener un cùmulo de conocimientos sin saber aplicarlos en la forma, lugar y momento indicado.

Para los docentes, el romper con paradigmas de años, està siendo un poco difìcil, pensar en que las secuencias didàcticas que planeopara auna asignatura , tienen que ir en el sentido de hacer al alumno competente, màs que un reproductor de conocimientos, es un proceso que se lleva algo de tiempo, sin embargo al observar los resultados la actitud va cambiando.

Jueves, 30 de Septiembre de 2010 20:29
 
Nancy Elena Zapata Salazar
Deseo en este espacio comentar la aportación de Oscar Prudencio en cuanto a su respuesta de la primera pregunta.
Respecto del perfil de egreso y su concordancia con las necesidades del mundo laboral, es importante tener en cuenta que, si bien es cierto que los centros de educación superior deben considerar esas necesidades, también es cierto que no pueden convertirse sólo en proveedores de necesidades totalmente ajenas a los ideales educativos, entendidos éstos como la defensa de valores que quizá la empresa no privilegia. Por ejemplo, si la empresa moderna privilegia la competitividad individual en contraposición con el trabajo colectivo, es necesario que el centro educativo forme en el estudiante la conciencia de la importancia de ese trabajo colectivo y que sea el estudiante quien lleve a la empresa ese valor.
Respecto de las certificaciones que facilitan el tránsito al trabajo me parece que es una ventaja del plan de estudios en la EBC que no está presente en otros planes de estudio y que amplían potencialmente el campo laboral al que se puede insertar un estudiante, asunto muy valioso en épocas en las que el desempleo y la falta de oportunidades de ejercicio profesional están a la orden del día.
Miércoles, 29 de Septiembre de 2010 13:41
 
Oscar Prudencio
Respuestas de acuerdo al orden de cada pregunta:

1) Algunas diferencias de manera muy suscinta: La EBC es modular, y cada módulo equivale a una unidad, que está ordenada de menor a mayor complejidad. El programa EBC parte de un perfil de egreso, mismo que tiene que ser pertinente con las necesidades del mundo laboral. En este sentido, un programa de EBC está construido en coresponsabilidad de empleadores, trabajadores y docentes. Un programa EBC está estructurado a partir de las caracterísitcas de los y las participantes, es decir está diseñado ad hoc. El tiempo de duración del Módulo no está preestablecido, sino que se desprende la complejidad del mismo. Un programa EBC puede resultar multidisciplinario o, en su caso, interdesciplinario. Incluso en áreas laborales como la medicina tradicional, pueden resultar módulos transdisciplinarios. En la EBC se privilegia la práctica y los contenidos vienen a ser complementarios. La EBC puede ofrecer certificaciones de competencia laboral que facilite el tránsito al trabajo y viceversa (salidas y entradas laterales). En la EBC los y las docentes se convierten en facilitadores de procesos de enseñanza y aprendizaje, en este sentido dejan de ser los portadores y transmisores de conocimiento (contenidos).

2) Sí, dependiendo el modelo asumido. Por ejemplo el caso del CONALEP de México (Educación Profesional Técnica Media), distingue los "módulos autocontenidos" de los "módulos integradores". Estos últimos están mas cercanos a las asignaturas, pues sirven para que los y las participantes puedan transitar a niveles superiores de formación: por ejemplo de una tecnicatura media (Matemáticas I y II), a una superior (Matemáticas III y IV). En el caso de las módulos autocontenidos, estos están diseñados con base en Normas Técnicas de Competencia Laboral y sirven para que los y las participantes puedan transitar al mundo laboral con certificaciones laborales ad hoc, es decir, pertinentes con las necesidades y demandas del mundo productivo.
Nota: la tendencia en el mediano y largo plazos, es que las asignaturas sean reemplazadas por Módulos en sus distintas acepciones.

3) Es una forma distinta de ordenar y consevir las competencias a desarrollar por parte de los y las particpantes. De acuerdo con la OIT, el Módulo "es una estructura integradora multisciplinaria de actividades de prendizaje, que en un lapzo flexible, permite alcanzar objetivos aducacionales de capacidades, destrezas y actitudes que posibiliten desarrollar funciones profesionales."

4) Eso dependen el nivel de competencia de que se trate. En los casos donde el nivel de competencia es de 4, en un rango de 1 a 5, sí es posible que se requiera el cuncurso de distintas asignatiras. Cuando el nivel de competencia es menor, es posible que se requiera de una o de pocas asignatiras relacionaldas.

5) Ese es el mayor reto cuando no existe voluntad política ni claridad por parte de los y las dirigentes de los Sectores de Educación y Trabajo. Suponiendo que exista voluntad y además recursos disponibles, una forma efectiva es a través de estílumos vinculados con planes de carrera dentro de centros de formación y/o en el marco la carrera magisterial. Este involucramiento supone un cambio en la cultura laboral, por tanto reuiquiere tomar conciencia que se trata de un proceso que tomará tiempo para ver los resultados. Lo que si recomiendo es que el proceso de conversión de docentes y directivos, inicie con proyectos piloto y se escale rápidamente a todo el centro de formación, pues las experiencias donde sólo participan un grupo limitado de docentes, sólo trae sobrecarga de trabajo y después puede tener efectos contraproducentes.

6) Por mi experiencia, existen dos tipos de resistencia: las políticas-ideológicas y las prácticas/estratégicas. En el primer caso están los sindicatos, que en ocasiones ven la EBC con un filtro ideológico y resiste al cambio. El diálogo, la perseverencia y la perspicacia son herramientas idóneas para convencer y probar de que con la EBC, todos y todas ganan. La otra resistencia es la práctica/estratégica, que si no se gestiona inteligentemente, puede resultar en experiencias dogmáticas que sólo creen en una fórmula para construir un sistema o marco nacional de cualificaciones.

Estas serían algunas reflexiones que pongo a su consideración sobre los ejes en cuestión. Sin embargo, estamos claros que el enfoque de competencias está en permanente construcción y tiene muchas mas caracteríticas de las acá expuestas, que seguramente posteriormente ampliaremos y profudizaremos en el Grupo.

Saludos cordiales
Oscar Prudencio
Sábado, 25 de Septiembre de 2010 12:35